Archivo

TIPNIS sufre manipulación política constitucional y ‘hechos delictivos’

Santa Cruz, 9 de agosto de 2018

Son prioridades del movimiento indígena boliviano, especialmente del TIPNIS, mostrar la capacidad institucional y de la dirigencia ante las entidades mundiales, exhibiendo la libre determinación y demostrando el autogobierno.

El comisionado de apoyo técnico a la Subcentral del TIPNIS, Pedro Moye Noza, está convencido que en estos momentos las instancias internacionales deben informarse de los hechos delictivos cometidos en Bolivia por el autoproclamado Gobierno indígena siendo que la Constitución Política del Estado vigente desde el año 2009 garantiza los derechos de los pueblos indígenas, los territorios, la vida colectiva, el uso de las autoridades propias y las tradiciones. Toda esta normativa nacional está respaldada por las leyes 1257 de la Organización Internacional del Trabajo (OIT) y 3760 de la Declaración de las Naciones Unidas, y a decir de Moye, tienen que ser socializadas para que jurídicamente sea demostrado “que se siguen violando estas leyes en un Estado Plurinacional; que no son complementarias, sino que son exigidas por los pueblos indígenas en el marco de las normas internacionales”.

De acuerdo con Moye, el supuesto Gobierno ‘indígena’ quedará desenmascarado porque ha sido protagonista de la vulneración de los derechos de los pueblos indígenas, tras haber promulgado normas anticonstitucionales para desintegrar estos territorios y que no reflejan la realidad.

Acusa la manipulación política gubernamental del caso TIPNIS en el exterior, a través de los delegados en la Organización de Naciones Unidas (ONU) quienes han manifestado que dentro de los territorios indígenas se trabaja de forma continua y participativa, sin que haya avasallamientos.

Otras prioridades del movimiento indígena boliviano, especialmente del TIPNIS, son mostrar la capacidad institucional de las organizaciones nacionales y de la dirigencia ante las entidades mundiales, exhibiendo la libre determinación y demostrando el autogobierno, reflejado en la autonomía de los pueblos indígenas. Por eso es que los dirigentes deben enfocarse en el marco legal constitucionalizado de la libre determinación, que determina de forma explícita la decisión de un pueblo indígena, concepción de mecanismos de desarrollo y conservación de su historia.

“Sobre todo si los pueblos se enmarcan en la libre determinación, vamos a mostrar a las instancias internacionales la paz, unidad y armonía entre las comunidades porque dentro del TIPNIS existen tres naciones indígenas: los mojeños trinitarios, los yuracarés y los chimanes. Por esas razones, es que tiene que haber reciprocidad entre ellos y más que todo unidad para demostrar que el TIPNIS es un territorio indígena”, afirma Moye.
Respecto a ciertas comunidades del TIPNIS que sí han recibido ayuda del Gobierno (por ejemplo, cocinas, motores fuera de borda, proyectos, etc.) a cambio de apoyo a la causa de construir la carretera, responde que esas colaboraciones de las brigadas gubernamentales son momentáneas y no tienen impacto.

Para Moye, es notorio el chantaje, engaño y manipulación del momento porque “estas comisiones del Gobierno nunca informan que esas ayudas deberían ser políticas públicas y del Estado, en vez de estar sacando recursos de su bolsillo para atender todo un territorio y a las comunidades”. En este sentido Moye añade que ésa ayuda material o de infraestructura no es función del Gobierno, además plantea realizar una inspección a las comunidades del TIPNIS, donde verificando la cantidad de proyectos y recursos que, supuestamente, han beneficiado al territorio resulta que han sido inconclusos y están destruidos: tanques de agua que no funcionan, no hay agua potable, no hay escuelas, entre otras falencias.

Abordando la temática educativa en las aproximadamente 59 unidades del TIPNIS, reveló que “muy poco se sabe de la Ley 070 Avelino Siñani – Elizardo Pérez, no existe currículo regionalizado, intercultural y plurilingüe en todo el sistema, eso no se refleja en la enseñanza de los estudiantes”.

Moye en su condición de exdirigente vivió en carne propia y fue testigo de la represión policial en Chaparina, el 25 de septiembre de 2011, porque participó de aquella histórica VIII Marcha Indígena por la defensa del TIPNIS, desde Trinidad hasta La Paz.

Categorías:Archivo

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s