Archivo

TIPNIS: Asombra indiferencia institucional por conflictos en tierras mojeñas

Santa Cruz, 9 de agosto de 2018

La movilización provocada por el proyecto carretero Villa Tunari – San Ignacio de Moxos y la declaratoria de intangibilidad del Territorio Indígena y Parque Nacional Isiboro Securé (TIPNIS) que involucra a los territorios del TIM (Territorio Indígena Multiétnico) y TIMI, también deja evidente la inacción institucional en San Ignacio frente a esta situación. Es una realidad “lamentable”, según Fabio Garbari, párroco de San Ignacio de Moxos.

El TIPNIS se encuentra ubicado al sur del departamento de Beni y al norte del departamento de Cochabamba. Comprende las provincias benianas Moxos, Ballivián, Marbán y Ayopaya y Chapare de Cochabamba.

A pesar que, según los límites municipales, el TIPNIS toca tangencialmente los municipios de Morochata y San Borja, se ha consensuado que el TIPNIS solamente está en los territorios municipales de Villa Tunari, San Ignacio de Moxos y Loreto.

Por presión de los colonizadores, el 2009 Evo Morales entrega a los originarios un Título Ejecutorial que reduce 144.640 Ha. lo que hace un total de 1.091.656 hectáreas entregadas como Territorio Comunitario. Actualmente, forma parte de un archipiélago de Tierras Comunitarias de Origen (TCO) entre valles interandinos y Amazonía: la TCO Yuracaré – Yuqui; la TCO Ayopaya; la TCO Mosetén; el Territorio Indígena Chimán y el Territorio Indígena Multiétnico (TIM).

El padre Garbari también denuncia que el INRA ha “ilegalmente” declarado como tierras fiscales más de 300.00 hectáreas en el corazón del TIM que colinda con el TIPNIS y el Territorio Chimán. “Por ahí pasará la carretera que permitirá colonizar estas tierras indígenas por los cocaleros. El año pasado se aprobó una ley que permite aumentar las hectáreas de coca en el trópico”, afirma.

A criterio de Garbari, el TIPNIS es “el último baluarte de la lucha indígena mojeña que viene desde hace siglos y que ha logrado mantener íntegra la relación con el territorio que pertenece a la identidad indígena”. Para el religioso católico“ el extractivismo neocolonial de hoy parece ser un enemigo muy fuerte”, no obstante que los originarios “resistieron a la cacería de esclavos de la colonia, a las masacres de los explotadores de caucho, a la colonización de ganaderos e indígenas de tierras altas en los tiempos de la Marcha hacia el Oriente”.

Cabe indicar que el TIM está ubicado en el llamado ‘Bosque de Chimanes’, zona que fue escenario de las movilizaciones en busca de la ‘Loma Santa’, protagonizadas por los pueblos Mojeño – trinitario, Mojeño – ignaciano, Yuracaré, Movima y T’simane (o chimán). El Bosque de los Chimanes representa el principal espacio de reproducción cultural, social y espiritual de estos pueblos donde su historia encuentra expresión y desarrollo y explica su dinámica etno-económica y sociopolítica. Asimismo, el 15 de agosto de 1990 cuando inició la Marcha ‘Por el Territorio y la Dignidad’, en el transcurso se obtiene la firma de cuatro decretos supremos (DS), tres de ellos reconocen los territorios indígenas Sirionó, (TIS-D.S. 22.609), el TIPNIS (D.S. 22.610), el Territorio Indígena Multiétnico 1 y el Territorio Indígena Chimán (TIM I y TICH-D.S. 22.611).

Entre los fundamentos jurídicos del D.S. 22.611/90 sobre el Bosque de Chimanes dispuso que “…la región de Chimanes como ‘Área Indígena’, constituyendo el espacio socioeconómico para la sobrevivencia y desarrollo de las comunidades y asentamientos indígenas chimanes, mojeños, yuracarés y movimas que lo habitan (artículo 1). Además señaló en el artículo 2 que “…se entiende por ‘Área Indígena’ el espacio destinado de manera permanente para la vida y desarrollo de las poblaciones indígenas que lo habitan, donde éstas realizan el aprovechamiento tradicional de los recursos hídricos, tierra, fauna y flora, y donde no se otorgarán ningún tipo de propiedad o aprovechamiento sobre los recursos a terceros.”

Finalmente, Garbari asevera que “el actual Gobierno está probando de una manera muy fuerte la integridad de los pueblos indígenas. “Nunca los pueblos indígenas han sido amenazados tanto como en estos momentos”: son palabras del Papa Francisco en Puerto Maldonado (Perú) en enero de este año. Puntualiza que el Gobierno boliviano es sólo un “títere en las manos del neocolonialismo mundial, porque todos los gobiernos de la región amazónica, de cualquier ideología política que sean, están avasallando de la misma manera a los pueblos indígenas y a la Amazonía”.

Categorías:Archivo

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s