Archivo

Maribel Daza: En el TIPNIS engañaron con proyectos fantasmas; hay obras inconclusas

Hay una lista de proyectos de construcciones abandonadas de unidades educativas, polideportivos o centros de salud sin medicamentos o con ladrillos que se los ha llevado el río.

Santa Cruz, 6 de agosto de 2018

Un patrimonio ancestral legado por padres y abuelos que merece cuidados y preservación y una vida de caza y pesca en medio de la naturaleza donde los niños, jóvenes y ancianos conviven con la costumbre sagrada de no vender ni negociar el territorio. Así concibe al Territorio Indígena y Parque Nacional Isiboro Securé (TIPNIS) la secretaria de Desarrollo Económico de la Central de Pueblos Étnicos Mojeños del Beni, (CPEM – B), Maribel Daza.

Para ella, en la actualidad existe mayor conciencia y entendimiento, tanto en las ciudades principales como en las comunidades de que al TIPNIS hay que defenderlo porque es ‘el pulmón’ de Bolivia y las consecuencias de proyectar una carretera terminarán afectando al país entero.

La intención gubernamental de construir una carretera desde Villa Tunari hacia San Ignacio de Moxos, atravesando el TIPNIS no es reciente. En 2006, cuando el Estado boliviano promulga la Ley Nº 3477 y declara como prioridad nacional la construcción del tramo Villa Tunari – San Ignacio de Moxos. Luego en el 2010 se aprueba el protocolo de financiamiento, adjudicando la obra vial a la empresa brasilera constructora OAS, que subcontrató a la firma boliviana la empresa nacional CONNAL’ para realizar el diseño y los estudios de factibilidad, evaluación de impacto ambiental y diseño final, que fue aprobado por la Administradora Boliviana de Carreteras (ABC). En 2011 se aprueba la Ley Nº 112 de contrato de colaboración financiera entre el Estado Plurinacional de Bolivia y el Banco Nacional de Desarrollo Social del Brasil (Bndes). En respuesta, el mismo año las comunidades indígenas del TIPNIS organizaron la VIII marcha ‘Por la defensa del territorio, la vida y los derechos de los pueblos indígenas’.

Proyectos abandonados

Daza critica a aquellas comunidades y personas que recibieron ayuda logística y proyectos del Gobierno, porque fueron engañadas con proyectos ‘fantasmas’ o que se quedaron a medio concluir y abandonados en la construcción. “Eso es cierto, los dirigentes del TIPNIS manejan una lista de proyectos de construcciones abandonadas de unidades educativas, polideportivos o centros de salud sin medicamentos o con ladrillos que se los ha llevado el río. Las postas de salud ni se diga, están todas cayéndose y criando murciélagos. Pese a que es su competencia y obligación del Gobierno atender a la Salud, está desatendida, igual que la Educación”, reconoce Daza.

Describe el panorama en las unidades educativas donde faltan pizarras, material didáctico y mobiliario para que los niños puedan sentarse. Cuando llevan los reclamos de equipamiento a los municipios correspondientes las autoridades dicen que el Gobierno niega la asignación de dinero a esas comunidades, viéndose obligadas a cerrar varios centros educativas, siendo que existen “hartos niños” prestos a asistir a clases.

Después de la represión policial el 25 de agosto en Chaparina y la VIII Marcha Indígena por la defensa del TIPNIS en 2011, Daza no cree que el Gobierno en estos años haya aprendido la lección y sea respetuoso con el movimiento que lucha por los territorios indígenas. Más bien, cuando hay eventos o encuentro de corregidores como en Gundonovia y en el Centro de Gestión, siguen las divisiones de gente propiciada por el Gobierno y lo nunca visto en el TIPNIS, a decir de Daza: metiendo militares y atemorizando a las comunidades. En este punto, la dirigente sostiene que continúan los engaños dando prebendas a los dirigentes y comunidades. En el encuentro paralelo de San Pablo apoyado por el Gobierno el 26 de agosto de 2017, una embarcación de mediana capacidad que navegaba cargada de provisiones y custodiada por la Armada fue apodada ‘chata prebendal’ por los indígenas.

Daza apunta que la autonomía indígena y los dirigentes que incursionan en la política buscando la descolonización del Estado y mejores tratos al movimiento, corren el riesgo de dejarse “envolver con los políticos, olvidándose de los pueblos indígenas que también tenemos derecho a ser autónomos”.

Categorías:Archivo

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s