Colonización

Geógrafos miran a los actores que se mueven con intereses en el TIPNIS

Por: PIEB 07/09/2018

Un análisis de los aspectos físiconaturales, socioculturales y de los principales actores que tienen relevancia en el TIPNIS ha permitido conocer los intereses geopolíticos sobre los recursos naturales de ese territorio, donde prima la ampliación de la frontera agrícola para introducir cultivos de coca.

Los estudiantes de la Maestría Geopolítica de los Recursos Naturales, de la carrera de Ingeniería Geográfica de la UMSA, trabajaron en este análisis bajo la dirección del geógrafo Yuri Sandoval: “Hemos puesto énfasis en la geopolítica interna sobre las rivalidades de los actores de un determinado territorio, no solo respecto al recurso tierra, sino de un área que tiene sobreposición de recursos, sean forestales, mineros, hidrocarburíferos, interés para ganadería o agricultura”.

El trabajo, titulado la Danza geopolítica del TIPNIS, toma en cuenta los intereses de los actores con presencia en el territorio (intraterritoriales) respecto de distintos recursos naturales presentes allí, pero además considera a los actores externos o transterritoriales.

Los pueblos indígenas
Históricamente los actores indígenas tenían la posesión sobre el territorio, y este hecho se consolidó legalmente con la modificación de la Constitución Política del Estado (2009) que les dio la potestad de aprovechar y beneficiarse exclusivamente de su territorio. Sandoval explica que a partir de la represión en Chaparina, hacia la marcha de pueblos indígenas del TIPNIS, el Estado margina a estas poblaciones, les resta autonomía (ha levantado la intangibilidad del territorio), crea organizaciones paralelas a ellas y excluye a otras organizaciones que les otorgaban su apoyo.

Un mapeo de actores muestra dentro del TIPNIS al gobierno con mayor poder de decisión frente a los ganaderos y los cocaleros, ambos casi con el mismo peso. A la vez están los turistas, los ambientalistas y los pueblos indígenas (tsimane, yuracaré y mojeño trinitario), estos últimos con una menor fuerza a pesar de tener una presencia histórica en ese territorio.

La presión hacia el territorio es fuerte: al Sur están los colonizadores de las comunidades campesinas del Chapare dedicadas al cultivo de la hoja de coca y al Norte está la expansión ganadera del Beni, junto a la presión interna de la explotación ilegal de madera por parte de algunos exdirigentes indígenas.

Intereses extraterritoriales
“Por encima de todos están los actores estatales que responden a intereses extraterritoriales, como es la construcción de la ruta bioceánica que incluye la carretera que cruza el TIPNIS. Si bien la carretera que va a atravesar el parque pretende responder a este interés binacional, en los hechos el área de trazado de la carretera está llena de bajíos y humedales, lo que va a significar un costo demasiado alto, cuando podría rodear el parque reportando un costo mucho menor”, dice el geógrafo Sandoval.

El interés de los capitales internacionales es innegable, pero Sandoval pone énfasis en que el objetivo central del proyecto es ampliar el área de producción agrícola para el cultivo de la coca.

El análisis incluye una revisión de las propuestas del documento Geopolítica de la amazonia, de Álvaro García Linera, que interpreta a ese espacio territorial como un espacio de la amazonia a expensas de intereses “ajenos y extranjeros” que fueron favorecidos históricamente por los gobiernos de turno.

Enlace de origen: http://www.pieb.com.bo/sipieb_nota.php?idn=11058

Categorías:Colonización, Temas

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s